De la cabina Marconi a los baños y lavabos de los camarotes

5 de octubre, 2015 · Actualidad

Muebles y estancias a tamaño real, fotografías, o documentos originales completan la muestra. La firma santanderina Feetonline presentará este mes sus reproducciones

Guillermo Balbona.- La muestra que visitará Santander está vertebrada por la espectacular maqueta, pero de forma complementaria se producen a escala real algunas de las instalaciones más representativas del barco como la cabina de transmisiones Marconi, la bodega central en la que se transportaban obras de arte, el puente de mando o camarotes de primera, segunda y tercera clase.

Begoña Merino resalta piezas como el automóvil original Brush D24, llamado 'el coche del Titanic', la réplica de uno de los lavabos, construido por la firma Feetonline, herramientas, objetos de navegación, reproducciones a tamaño real, imágenes y documentos originales.Entre las últimas novedades destaca una placa de plata y bronce encargada por la compañía White Starline para premiar a la empresa que vendiese más billetes para el barco.

Todo ello con la colaboración del Museo Marítimo de Barcelona y una decena de firmas empresariales o entidades privadas plasman el proyecto.

El proyecto recrea y evoca de este modo uno de los episodios más emblemáticos del desarrollo industrial del pasado siglo e incluye espacios que ilustran la construcción del barco y la tecnología que había detrás mediante fotografías históricas, audiovisuales y objetos de la época. En este contexto tampoco falta el recuerdo a los casi 1.500 pasajeros que murieron en el naufragio del barco, en el que viajaban algunas de las personas más ricas del momento y cientos de inmigrantes irlandeses, británicos y escandinavos.

La cita prevista en 2016 convive en estos momentos con una exposición paralela (actualmente en Madrid) que comparte elementos y objetivos: la citad Titanic The Exhibition', presente en el Fernán Gómez-Centro Cultural de la Villa, que reúne cerca de 200 objetos originales que sirven para ofrecer una historia alejada de las «inexactitudes» de la película.

El director de la compañía Musealia, Luis Ferreiro, destaca objetos históricos como la joya que inspiró al propio Cameron para crear la ficción del corazón de la mar y el romance entre Jack y Rose; el único diario conservado escrito hasta el último día del hundimiento; relojes parados a la hora exacta del hundimiento o el famoso anillo de la pasajera Gerda Lindell del considerado en su nacimiento «mejor hotel flotante del mundo».

El pasado mes de julio, la Fundación Titanic, decidió, para esta nueva exposición The Reconstruction, reproducir, entre otras estancias del buque, los camarotes de primera y segunda clase, resaltando los baños, los muebles de caoba, lavabos, grifería, albornoces y juegos de toalla. Para la reproducción, a escala real, se seleccionó a la empresa Feetonline, con sede en Santander. Bajo el nombre Titanic Collection, este mes se abordará una presentación de las reproducciones en la bahía de Santander. La presentación tendrá lugar el próximo día 30 en la zona de Gamazo.

A estos actos asistirá la princesa Elettra Marconi Giovanelli, hija de Guglielmo Marconi, Premio Nobel. Fue él mismo, personalmente, quien dirigió los trabajos de instalación de sus equipos a bordo del Titanic, siendo esos equipos, y por orden de Marconi, quienes utilizaron, por vez primera en la historia, la señal de SOS. Otro de los invitados será el donostiarra Richard Oribe, el nadador afectado de parálisis cerebral con mejor palmarés del mundo. Ha participado en seis Juegos Paralímpicos y cinco campeonatos del mundo y ha logrado un total de 135 medallas en competiciones internacionales.

 

Fuente: