El rival con el que comenzó un sueño

12 de mayo, 2016 · Actualidad

El Alcobendas, que visita este domingo al Feetonline en los cuartos de final de la liga, fue el equipo al que derrotaron los ‘verdes’ para ascender a la División de Honor hace tres años.

En la foto, de izquierda a derecha Pablo Velasco, Juan José Leiva y Agustín Crivelli celebran el ascenso a División de Honor en El Sardinero. / Celedonio Martínez.

Marco García Vidart.- El Alcobendas, que visita este domingo al Feetonline en los cuartos de final de la liga, fue el equipo al que derrotaron los ‘verdes’ para ascender a la División de Honor hace tres años.

Aunque es un día que los aficionados del Feetonline recuerdan perfectamente, parece que fue hace una eternidad. Y sin embargo, tan solo han pasado tres años y unos pocos días. El Feetonline se enfrenta este domingo en los cuartos de final de la liga (12.30 horas, San Román), al equipo con el que empezó todo el sueño ‘verde’ en la División de Honor. Aquel 5 de mayo de 2013, en unos campos de Sport de El Sardinero con porterías de rugby, el Alcobendas fue el último escollo para el ascenso a la máxima categoría de este deporte en España. Y este domingo será el primero en el camino hacia un título. Tres años que parecen tres siglos porque en ellos no han podido caber más cosas. Y casi todas, buenas. La principal, que aquel equipo al que nadie quería patrocinar en sus comienzos y que luchó durante décadas en divisiones desconocidas en un deporte minoritario, es ahora uno de los grandes de España de un rugby que ya no es un bicho raro entre el gran público y que, poco a poco, va ganando cada vez más protagonismo.

«Parece que han pasado 1.000 años. Da un poco de vértigo mirar hacia atrás y ver lo que ha pasado», apunta Nemesio Ochoa, director técnico del Feetonline y uno de los entrenadores del equipo. Tras aquel día de mayo de 2013 han llegado una final de Copa, otra de Supercopa y siempre la clasificación para los play off por el título de liga. «Eso no lo esperábamos. Yo siempre pensé que nos mantendríamos y poco a poco iríamos progresando en la División de Honor. Pero así, de golpe... Llegamos a la División de Honor, nos instalamos arriba y no nos hemos bajado. Eso es muy meritorio».
El Feetonline entró como un elefante en una cristalería en la División de Honor. Líder de la primera vuelta en esa temporada 2013-2014, finalista de la Copa del Rey, semifinalista de la liga haciendo al Quesos pedir la hora... «Fuimos los culpables del despertar de la liga. Todo el mundo se puso a fichar como un loco», añade Ochoa. «Y también en lo referente a marketing, publicidad. En estos años, hemos sido la sangre fresca de la División de Honor». Pero esos éxitos del primer equipo también han tenido su ‘pero’. «Quizá llevan al club a estar por encima de su propia estructura. Seguimos siendo un club amateur con una estructura amateur. Y los medios de los que disponemos –San Román– se nos han quedado pequeños. Esa parte de profesionalizar el club es la que nos falta». Junto a los éxitos deportivos, está el fomento del rugby entre los más pequeños. «Tenemos 12 equipos en competición, 300 licencias. Y los profesionales del primer equipo son los que entrenan a los niños, lo que vertebra muchísimo a todo el club».

Presión por ganar

La primera temporada del Feetonline en la élite tras aquel 5 de mayo de 2013 acostumbró muy mal a los aficionados ‘verdes’. «Yo entiendo la ilusión de la gente, pero parece que tenemos que ganar todos los partidos por 50 puntos de diferencia». Y en lo económico, hay muchos equipos más poderosos que el Feetonline. «Quizá seamos el décimo presupuesto de la División de Honor», comenta Ochoa.

El Alcobendas vuelve, tres años después, a cruzarse en un momento decisivo para un equipo cuyo principal patrocinador se está pensando el apoyo para seguir vinculado al rugby. «Feetonline es el principal responsable de que estemos aquí», incide Ochoa, que no considera que un futuro patrocinio «dependa» de los resultados de este play off por el título. «Creo que no debería influir. La gente es muy resultadista y se quedará con ese último resultado, pero el club es muy serio y sabe hacer muy bien las cosas. Y con un patrocinador o grupo de patrocinadores, solo tenemos en mente hacer el proyecto de un equipo campeón».